Cómo hacer que tus hijos memoricen Biblia

Manuela Castellanos
Es increíble ver que los niños antes de los 5 años son como esponjitas que absorben absolutamente todo! Desde el momento en que somos padres nos convertimos en maestros permanentes.  Modelamos todo para nuestros hijos, por eso ellos hablan como nosotros, hacen las expresiones faciales que ven hacer en casa, y hasta caminan igual a nosotros!
Tenemos la gran oportunidad y privilegio de sembrar en ellos semillas de la palabra. ¿Mas como logramos hacerlo de una manera que no se convierta monótona ni aburrida?

 

1. Escoge el momento

Hay veces que mis hijos no quieren saber nada de memorizar un verso bíblico. Entonces no trato de forzarlo. Tenemos que saber escoger el momento correcto. Muchas de las veces lo he hecho mientras desayunamos o aun en el parque, es mas lo ideal es que ellos ni se den cuenta!

 

2. Hazlo relevante

Tenemos que hacer el puente de la Palabra con las necesidades de ellos. Es importante lograr  que nuestros hijos vean que es aplicable a las conquistas que ellos están enfrentando. Recuerdo hace algunos meses como mi primer hijo Noah empezó a expresar un poco de miedo al momento de ir a dormir. No le gustaba que apagáramos la luz del cuarto. Fue ahí cuando Dios trajo a mi corazón 2 Timoteo 1:7. “Porque Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, amor, y dominio propio.”  Entonces al día siguiente le hable a Noah y le dije: Noah cada vez que sientas temor tienes que confesar esto creyendo! El muy animado le siguió la idea a la mama. Como testimonio, les cuento que hace un mes venció todos sus temores. Les comparto este video:


“Ya no le tengo miedo a los perritos, antes si pero ahora no”
Porque Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio.

 

3. Hazlo divertido

La Palabra de Dios para mi es lo mas emocionante que hay en este mundo! Me emociona estudiarla, leerla y aplicarla. Por eso cada vez que le enseño a mis hijos, lo hago con esa misma pasión. Creamos juegos, mímicas, o simplemente los repetimos con un gran entusiasmo. Dios te dará la creatividad para lograr sembrar la semilla de la palabra a tus hijos!

 

4. Motiva sus esfuerzos

Cada vez que ellos logren aprender un verso anímalos!  En otras palabras te tienes que convertir en el fan numero uno de tus hijos. Aunque solo sepan un verso, no importa!!  Ellos al verte así de feliz cada vez que logran decir un verso, se motivaran a seguir aprendiendo.

 

5. Repetición, repetición y repetición!

Uno de los versos más específicos para los padres nos enseña que nunca debemos de cansar de sembrar la Palabra de Dios en el corazón de nuestros hijos. Es mas, es una de nuestras responsabilidades primordiales.


 

“Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”
                                                                                Deuteronomio 6:6-9
Apasionante por la Palabra, y como consecuencia tus hijos tendrán esa misma pasión!!