El que sopla, ¡encuentra!

María Bonilla

¿Le has enseñado alguna vez a nadar a un niño?

Es de las cosas más divertidas y emocionantes que nos pueden pasar, algunos niños son más arriesgados, otros un poco tímidos, a algunos les da miedo el agua y a otros les da miedo todo.

En varias ocasiones he tenido este privilegio de enseñar a nadar –no es que sea una experta nadadora–, pero se me facilita enseñarles a los niños a experimentar actividades nuevas y divertidas. No es fácil, pero es divertido. Debo ganarme su confianza porque hay que vencer el temor. Debemos hallar gracia, pues cualquier pequeño error puede sembrar algo negativo en ellos. Para empezar a nadar, lo primero es enseñarles a respirar.

Te voy a enseñar un juego muy sencillo que puedes disfrutar con niños de edades entre 2 y 5 años. Con él, tu hijo estimulará su respiración. Esta tarea es muy importante en el desarrollo de los niños, ya que ayuda a estimular sus órganos fonoarticulatorios (nariz, boca, laringe y músculos de las mejillas), que participan en el desarrollo del lenguaje y también se estimula la respiración.

¿Qué tal si jugamos?

Vamos a necesitar:

  • Una balde cuadrado y alto
  • Una hoja de papel
  • Arena de colores
  • Pitillos (en algunos países se conocen como pajitas, sorbetes o popotes)
  • Un marcador

 

El juego se llama: “El que sopla, ¡encuentra!”.

Primero, dibuja en la hoja de papel algo que tu hijo reconozca fácilmente (puede ser un número, una letra, un animal, etc) y coloca el papel en el fondo del balde. Utiliza la arena para cubrir completamente la hoja y entrega el pitillo al niño.

El objetivo del juego es que el niño sople la arena hasta que descubra el dibujo en el fondo. Puedes decirle que sople con fuerza o suavemente, o que intente seguir el contorno del dibujo.

Los niños disfrutan mucho cuando reciben premios. ¿Qué tal si buscas algo que le guste mucho como estimulación por su buen trabajo?

Como ves, es un juego muy fácil de hacer, pero te ayudará en la estimulación de la respiración, en el buen manejo de ella y en la concentración.