En el Blog de hoy voy a compartir una actividad muy sencilla y muy divertida que puedes hacer con uno o varios niños y que te va a funcionar en edades diferentes y que puedes hacer varias veces.

 

La actividad se llama: En busca de una historia

Los materiales que necesitas: Papel, marcador y algún premio para los niños.

Cuál es el escenario perfecto: Puedes hacerlo en una casa o al aire libre. Entre más espacio, mucho mejor.

 

El objetivo de la actividad es esconder por toda tu casa pistas diferentes que lleven a los niños a descubrir los diferentes fragmentos de la historia. Cuando las reúnan deben ponerlas en orden y contarte la historia. Al finalizar puedes darles un dulce, helado o algo como recompensa.

 

Instrucciones:

 

  • Escoge una historia de la Biblia, por ejemplo la historia de Moisés.
  • Recorta algunos pedazos de papel (puedes hacer entre 5 y 7, dependiendo de la edad de los niños).
  • Piensa muy bien los lugares de tu casa donde los vas a esconder.
  • Escribe en cada pedazo un fragmento de la historia y la pista de dónde encontrar el siguiente (no olvides dejar el primero por fuera para dárselo a los niños).
  • Esconde los pedazos de papel.
  • ¡Dales a los niños la primera pista y que empiece la diversión!

 

Algunos tips para tener en cuenta:

 

  • El juego no debería durar más de 20 minutos para que los niños no se aburran.
  • Puedes hacer más o menos pistas y variar la dificultad de acuerdo a la edad y número de niños.
  • El premio debe ser sorpresa y generar una gran expectativa en los niños mientras juegan.
  • ¡Tu actitud es lo más importante! Si tú te metes en el papel, los niños también lo harán. Hazlos sentir como los detectives más inteligentes.
  • Tienes que estar muy pendiente de dar pistas extra a los niños cuando las necesiten.
  • El juego puede incluir que los niños hagan una declaración de fe en cada pista y cositas así que lo hagan más completo.
  • En la última pista, desafíalos a que busquen la historia en una Biblia de papel.

 

Siempre que termines cualquier juego me gusta recomendar que los niños tengan un tiempo con la Biblia de papel. Esto les irá enseñando que todas las cosas deben llevarlos a la Palabra de Dios, pero también creará hábitos y disciplinas espirituales.