El títere más divertido

María Bonilla

Recuerdo mucho la primera vez que tuve un títere en mi mano, fue una tarea para la primaria y quien me ayudó a hacerlo fue mi abuelo. Esto trae lindos recuerdos de mi infancia, pues pude compartir con él tanto la creación como el juego después.

Para los niños los títeres son los personajes que despiertan la imaginación y una gran diversión que comienza desde el escenario. Cuando los usamos, entramos en un mundo maravilloso, descubrimos que tenemos otro tono de voz, creando voces que desconocíamos, descubrimos que escondernos es muy divertido y tropezar nos hace reír.

¡Hagamos un títere rápido y sencillo!

En casa siempre hay una pareja que resulta dispareja. Se pierde una y nunca sabes en dónde encontrarla… ¡Ya sabes que hablamos de los calcetines!

Para nuestro títere usaremos un calcetín en desuso, uno que tal vez haya quedado solo y abandonado, y aquí le daremos un uso especial.

MATERIALES:

  • Calcetín (o media) que no sea corta o tobillera
  • Tijeras
  • Silicona caliente
  • Cartulina o foami de color rojo
  • Lana de colores
  • Ojos (puedes conseguir los ojos móviles o puedes hacerlos con fomi negro)
  • Círculo de cartulina

MANOS A LA OBRA:

Primero: toma el círculo de cartulina y dóblalo por la mitad. Este círculo debe cubrir la punta de la media. No lo hagas muy grande ni muy pequeño.

Segundo: utiliza el foamy o la cartulina roja para hacer un semicírculo. Debe ser exactamente la mitad del círculo que acabas de hacer. Esto será la lengua del títere.

Tercero: dale vuelta a la media para que la parte de la costura quede por fuera. Pega el círculo del primer paso sobre la punta de media y déjalo secar.

Cuarto: haz tiras de lana de varios colores y longitudes dependiendo del estilo que quieras dar al títere. Esto será para el cabello.

Quinto: cuando el pegamento esté seco, dale la vuelta a la media nuevamente. Te darás cuenta que se forma una especie de boca que le empieza a dar la forma a nuestro títere. Abre y cierra tu mano para acomodar la cartulina.

Sexto: pega la lengua del títere en la parte inferior de la boca y déjalo secar.

Séptimo: pega los ojos (móviles o de foami) con la silicona. Ten cuidado de no quemarte.

Octavo: utiliza la lana que cortaste en el cuarto paso y comienza a pegarla desde los ojos hacia atrás. Este es el peinado del títere, hazlo con el estilo que quieras darle.

Noveno (opcional): puedes utilizar cartulina o foami para hacer otros adornos o accesorios al títere: orejas, sombrero, lentes, ropa, etc. ¡La imaginación es el límite!

 

¡Ya estamos listos para que inicie la diversión! Al principio, tú puedes ser quien manipule el títere y después puedes entregarlo al niño. Usa la mesa de tu casa como escenario –o cualquier lugar donde él pueda esconderse y salir para dar vida a este personaje–.

Para los niños es muy divertido, incluso es la oportunidad de leer su cuento favorito o de contar una historia con la ayuda de este personaje.