Resoluciones para un nuevo Año

Santiago Rodríguez Wilches

“Cuando falta el consejo, fracasan los planes;
 cuando abunda el consejo, prosperan”. (Proverbios 15:22 NVI)

Creo que cuando el año está terminando es normal que todos tengamos algunos días para reflexionar y siempre nos hacemos las mismas preguntas: “¿cumplí las metas que tenía para este año?, ¿aproveche el tiempo?, ¿qué quiero lograr el próximo año?

Sin embargo, muchas veces nos sucede que las metas que teníamos a principio de año quedaron lejos, y terminamos repitiendo algunas metas año tras año sin poder cumplirlas con éxito. Alguna vez has escuchado frases como: “este año si voy a ir al gimnasio”, “este año si me cuidaré en mi alimentación” o “este año si sacaré tiempo para estudiar la Palabra”.

El libro de Proverbios nos enseña que los planes fracasan cuando falta el consejo, pero que si lo recibimos pueden prosperar y es por eso que en este blog quiero compartir contigo 3 consejos sencillos que te ayudarán en las resoluciones para crecer como familia. 

Terminen el año con gratitud

 “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7 NVI).

Vivimos en una sociedad muy afanada, queremos todo rápido y muchas veces no nos queda tiempo para disfrutar de las cosas que realmente son valiosas. Al terminar un año y ver que algunas metas no se cumplieron nos entra ese afán y hacemos cosas alocadas creyendo que las veremos cumplidas de manera repentina.

Me gusta que este versículo menciona la gratitud y como ésta conlleva  a la paz. En lugar de empezar el año haciendo muchas cosas, reúnete con tu familia y juntos tenga  n tiempo para darle gracias a Dios por todo lo que recibieron este año.

Demuéstrenle juntos que la gratitud es mayor que el afán.

Tengan metas no ilusiones

“Más vale lo que ven los ojos que un deseo que pasa” (Eclesiastés 6:9).

Este versículo me gusta mucho porque nos enseña que es mejor las cosas que podemos ver y medir (metas) que las que viven solo en nuestros deseos.

¿Cuál es la diferencia entre una meta y una ilusión? Primero, que las ilusiones son abstractas mientras que las metas son específicas. Y en segundo lugar, las metas pueden medirse, mientras que las ilusiones no.

¡Correr detrás de una ilusión como tratar de atrapar el viento! Mientras que trabajar por una meta es el camino al éxito.

Una ilusión sería “quiero ser el mejor estudiando la Biblia”, mientras que una meta sería “cada día voy a estudiar tres capítulos”. Cada día que pase puedes evaluar tu meta y si la cumples estarás construyendo tus sueños, así que ten metas y no ilusiones.

Siéntate con tu familia y evalúen cuáles metas quieran cumplir en el 2019. Pueden ser a corto (1 o 2 meses) medio ( 3 -6 meses) y/o a largo plazo.

Sean diligentes

“La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece” (Proverbios 10:4).

Que gran contraste entre la negligencia y la diligencia, una te lleva a la pobreza, mientras que la otra enriquece. Me gusta definir la diligencia como hacer las cosas lo mejor que puedas, lo más rápido posible.

Así que cuando tengas una meta sé diligente para cumplirla, no esperes hasta mañana para empezar y cuando lo hagas, hazlo con toda la disposición o la excelencia.

Formar cualquier hábito es difícil al principio, pero después de un tiempo se convierte en algo natural, la falta de diligencia es una de las principales causas para no cumplir las metas que nos proponemos.

Si tienen que madrugar más, empiecen a hacerlo pronto, si necesitan dejar algún alimento dañino, háganlo juntos, si van a dedicar más tiempo a la Palabra, háganlo con toda la diligencia.  

¡Caminen de la mano de la diligencia y crecerán como familia!

Quiero terminar este blog dándote las gracias de parte de todo el equipo de Pequeños Héroes por acompañarnos en este sueño de impactar las familias con la Palabra de Dios.

Nuestro deseo es que de la mano del Señor puedas conquistar todos los sueños que Él tiene para ti y para toda tu familia!

Feliz 2019!